Are You a Queen? Check Out LoopQueen.com

 

Bienvenido a la guía definitiva sobre cómo atarte los zapatos para conseguir la mejor sujeción del tobillo. Tanto si eres un atleta experimentado, un guerrero de fin de semana o alguien que simplemente disfruta de un buen paseo sin la preocupación de torcerse un tobillo, este artículo está hecho a tu medida. Hoy vamos a profundizar en el arte y la ciencia de la lazada del calzado, centrándonos específicamente en las técnicas que mejoran la sujeción del tobillo.

Si alguna vez te has tenido que ajustar los cordones de las zapatillas en medio de una actividad, o peor aún, te ha dolido el tobillo porque las zapatillas no te daban suficiente sujeción, entonces sabes lo importante que puede ser atártelas bien. Pero no temas, porque dominar unas pocas técnicas de lazada puede transformar tu experiencia, ofreciendo tanto comodidad como un apoyo crucial para mantener a salvo esos tobillos.

Atarse los cordones de los zapatos puede parecer una tarea mundana, que todos dominamos de niños. Sin embargo, cuando se trata de la sujeción del tobillo, no todas las técnicas de lazada son iguales. Ciertos métodos pueden mejorar significativamente la estabilidad y el ajuste de tu calzado, lo que repercute directamente en la seguridad de tu tobillo y en tu comodidad general.

A lo largo de este viaje, compartiré anécdotas personales y consejos que he recogido de varios entusiastas del fitness, entrenadores y fisioterapeutas. El objetivo es que esta guía sea lo más atractiva e informativa posible, yendo mucho más allá de lo básico para atar un simple lazo. Exploraremos ocho métodos populares que se adaptan a diferentes necesidades y tipos de calzado, asegurándonos de que puedes encontrar el ajuste perfecto para tus actividades.

Antes de entrar en detalles, hablemos de por qué es tan importante la sujeción del tobillo. Las lesiones de tobillo son de las más frecuentes tanto en el deporte como en las actividades cotidianas, y pueden dejarte fuera de juego durante semanas o incluso meses. Un apoyo adecuado puede prevenir estas lesiones, manteniendo el tobillo alineado y reduciendo el riesgo de rodamientos o torceduras. Pero no se trata sólo de prevenir. Una buena sujeción del tobillo también puede mejorar tu rendimiento al proporcionarte una base estable, mejorar tu agilidad y aumentar la confianza en tus movimientos.

Así pues, vamos a atarnos los cordones y a sumergirnos en las ocho mejores formas de atarse los zapatos para una sujeción óptima del tobillo. Recuerda, no se trata sólo de atarte bien los cordones, sino de atártelos bien.

1. El método de bloqueo del talón

El método de bloqueo del talón, a menudo conocido como “bloqueo de cordones” o “lazo del corredor”, es un cambio radical para cualquiera que busque una mayor sujeción del tobillo y un ajuste ceñido del calzado. Esta técnica de lazada es especialmente popular entre corredores, excursionistas y atletas que requieren una estabilidad extra para evitar el deslizamiento del talón y minimizar el riesgo de lesiones de tobillo. Al asegurar el pie firmemente dentro del zapato, el Método de Bloqueo del Talón proporciona un ajuste a medida que puede mejorar significativamente tu comodidad y rendimiento durante las actividades físicas.

La esencia del Método de Bloqueo del Talón reside en su capacidad para crear una fricción adicional y bloquear el talón en su sitio, impidiendo que se mueva hacia arriba y hacia abajo dentro del zapato. Esto se consigue utilizando los ojales adicionales que se encuentran en la mayoría de las zapatillas de atletismo y senderismo, a menudo ignorados por muchos usuarios. Estos ojales adicionales son la clave para crear lazos que ajusten la zapatilla alrededor del tobillo, ofreciendo una sujeción superior sin restringir el flujo sanguíneo ni causar molestias.

Pasos para Ejecutar el Método de Bloqueo del Talón:

  1. Empieza con una base de atado estándar: Empieza por atarte las zapatillas con el método que prefieras, asegurándote de que los cordones estén planos y uniformes para mayor comodidad.

  2. Localiza los Ojales Extra: Identifica los ojales adicionales cerca de la parte superior del zapato, justo antes de que la abertura se ensanche. Suelen colocarse a ambos lados del zapato, cerca del tobillo.

  3. Crea los bucles: Enhebra cada extremo del cordón a través del ojal extra opuesto, tirando hacia arriba para crear un pequeño bucle a cada lado. No cruces los cordones por encima de la parte superior del zapato en este punto.

  4. Pasa el hilo por los bucles: Coge cada extremo del cordón y pásalo por el bucle creado en el mismo lado, formando un mecanismo de “bloqueo”.

  5. Aprieta los cordones: Tira de los extremos de los cordones hacia arriba y hacia fuera para apretarlos. Esta acción asegura el talón contra la parte trasera del zapato, mejorando el apoyo.

  6. Nudo final: Ata los cordones como de costumbre, asegurándote de que el nudo quede bien sujeto. La tensión del bloqueo del talón debe mantener el ajuste y la sujeción deseados durante toda tu actividad.

Siguiendo estos pasos, el Método de Bloqueo del Talón puede mejorar mucho el ajuste y la estabilidad de tu calzado, ofreciendo tranquilidad y protección a tus tobillos durante cualquier actividad.

2. El nudo del cirujano

El Nudo del Cirujano es una técnica de lazada robusta que ofrece una sujeción y un ajuste excepcionales, especialmente en la parte inferior del pie y el tobillo. Este método está muy bien considerado entre los aficionados a las actividades al aire libre, los excursionistas y cualquiera que necesite una seguridad adicional en su calzado para evitar que los cordones se suelten. Es una elección ideal para actividades en terrenos irregulares, donde un ajuste ceñido puede reducir significativamente el riesgo de resbalar o torcerse un tobillo. El Nudo del Cirujano garantiza que tu zapato se ajuste firmemente alrededor de tu pie, proporcionando una base estable que apoye cada uno de tus movimientos y evite cualquier dolor de pies.

En esencia, el Nudo de Cirujano se basa en la creación de fricción dentro del sistema de lazada para evitar el deslizamiento. Esta técnica consiste en hacer bucles o “nudos” adicionales en puntos estratégicos del recorrido del cordón, lo que aumenta la tensión y el agarre de los cordones. El resultado es un ajuste más firme y seguro que mantiene la zapatilla ceñida al pie y al tobillo, ofreciendo una mayor sujeción y reduciendo la probabilidad de que los cordones se aflojen con el tiempo.

Pasos para Ejecutar el Nudo de Cirujano:

  1. Empieza por el cordón base: Empieza por atarte las zapatillas de correr siguiendo un patrón estándar o preferido, asegurándote de que los cordones queden planos y uniformes para lograr la máxima comodidad.

  2. Identifica los puntos de tensión: Elige uno o varios puntos a lo largo del recorrido del cordón en los que quieras aumentar la tensión. Suele estar debajo de la zona del tobillo, donde el pie se une al zapato.

  3. Haz el nudo de cirujano: En cada punto seleccionado, cruza los cordones y tira de ellos con fuerza. Luego, crúzalas de nuevo y, antes de tensarlas, haz un segundo bucle bajo la sección ya cruzada. Este doble bucle crea el “nudo del cirujano”.

  4. Asegura el nudo: Tira de los extremos de los cordones para apretar el nudo en cada punto seleccionado. La fricción adicional creada por el doble bucle impide que el nudo se deslice.

  5. Termina de atarte los cordones: Continúa atándote los zapatos hasta arriba y átalos como lo harías normalmente. Los nudos de cirujano deben mantener la tensión y hacer que tu zapato quede bien ajustado.

El Nudo de Cirujano es especialmente eficaz para quienes necesitan que su calzado permanezca ajustado y seguro durante actividades intensas. Su capacidad para mantener la tensión la convierte en una técnica valiosa para conseguir un ajuste personalizado que sujete y proteja el tobillo.

3. El método del encaje de escalera

El método de encaje en escalera, a menudo asociado a las botas militares y tácticas, es famoso por su excepcional sujeción y estabilidad, sobre todo en el empeine del pie. Esta técnica de lazada está diseñada para distribuir la presión uniformemente, lo que la convierte en una opción excelente para actividades que requieran un riguroso trabajo de pies o para personas que lleven cargas pesadas. Su diseño estructurado no sólo mejora el ajuste del zapato alrededor del pie, sino que también mejora significativamente la sujeción del tobillo, lo que lo convierte en una elección popular entre excursionistas, soldados y personal de emergencias.

Caracterizado por su distintivo aspecto de “escalera”, este método implica segmentos de cordón horizontales que están conectados por “peldaños” verticales. Esta configuración proporciona un ajuste ceñido que fija el pie en su sitio, reduciendo el movimiento dentro del zapato y minimizando así el riesgo de ampollas o molestias. El Método de Encaje en Escalera es especialmente eficaz para el calzado que debe permanecer seguro y cómodo durante largos periodos de uso, ofreciendo una sujeción y estabilidad inigualables.

Pasos para Ejecutar el Método del Encaje en Escalera:

  1. Empieza por abajo: Comienza enhebrando el encaje horizontalmente a través de los ojales inferiores, de fuera hacia dentro, para crear una base.

  2. Crea el Primer Tramo: Coge el cordón derecho y llévalo recto hacia arriba por el mismo lado, pasándolo por el siguiente ojal hacia arriba. Repite este paso con el cordón izquierdo, asegurándote de que ambos cordones están ahora en el mismo lado pero un ojal más arriba.

  3. Cruza y enhebra: Cruza los cordones hacia el lado opuesto, colocándolos planos por delante. Enhebra cada cordón a través del ojal situado justo enfrente de donde está colocado actualmente, creando así el primer “peldaño” de tu escalera.

  4. Construye la escalera: Repite el proceso de llevar cada cordón recto hasta el siguiente ojal del mismo lado, y luego cruza al lado opuesto para pasar el hilo por el ojal. Continúa este patrón hasta que llegues a la parte superior del zapato.

  5. Asegura la parte superior: Cuando llegues a los ojales superiores, átate las zapatillas como lo harías normalmente. La estructura de la escalera debe ser ahora claramente visible, proporcionando un ajuste firme y seguro.

El Método de Encaje Escalera no es sólo una cuestión de estética; es una opción práctica para cualquiera que necesite una mayor sujeción del pie y el tobillo. Al distribuir uniformemente la presión y garantizar un ajuste ceñido, esta técnica de lazada puede marcar una diferencia significativa en cuanto a comodidad y estabilidad durante actividades exigentes.

Mejora tus cordones con Loop King’s Cordones Nike Dunk

Para atarte las zapatillas de correr para sujetar el tobillo, el tipo de cordones que utilices puede marcar una diferencia significativa. Loop King Laces ofrece cordones de primera calidad que no sólo son duraderos, sino que también están disponibles en varios grosores y longitudes, adecuados para distintos métodos de atado y tipos de calzado. Su calidad garantiza que los cordones no se aflojen mientras te mueves, manteniendo la tensión y la sujeción necesarias para tus tobillos. Utilizar cordones Loop King puede mejorar la eficacia del método de cordones en escalera, proporcionando una combinación de estilo y funcionalidad que mantiene tus tobillos sujetos y tus zapatillas de correr o deportivas favoritas con un aspecto estupendo.

4. La técnica del encaje de ventanas

La Técnica del Cordón de Ventana, también conocida como “cordón de barra recta” o “cordón de Lydiard”, es un método célebre por su combinación de comodidad y distribución de la presión en la parte superior del pie. Esta técnica es especialmente beneficiosa para las personas que experimentan molestias o puntos de presión con los cordones entrecruzados tradicionales, ya que ofrece una alternativa que reduce la irritación. Es la opción preferida de corredores, caminantes y cualquier persona con pies sensibles o condiciones específicas como un empeine alto, ya que hace que su experiencia con el calzado sea significativamente más cómoda.

La Técnica de Atado de Ventana crea una serie de “ventanas” paralelas o barras rectas a lo largo del zapato, evitando la presión directa sobre la parte superior del pie al eliminar los cruces diagonales. Este método no sólo mejora la comodidad, sino que también mejora el ajuste del zapato alrededor del pie, proporcionando una sujeción estable sin apretar excesivamente sobre las zonas sensibles. Su aspecto limpio y estéticamente agradable es una ventaja añadida, ya que da a las zapatillas de correr o a cualquier calzado deportivo un aspecto ordenado y organizado.

Pasos para Ejecutar la Técnica del Encaje de Ventanas:

  1. Comienza por la parte inferior: Empieza enhebrando el cordón horizontalmente a través de los ojales inferiores desde dentro hacia fuera, estableciendo una barra recta en la base.

  2. Forma la primera ventana: Coge el cordón izquierdo y llévalo recto hacia arriba por el interior, saltándote un ojal y pasándolo por el siguiente hacia arriba. Haz lo mismo con el cordón derecho, asegurándote de que ambos cordones salen del interior del zapato, creando una “ventana” vertical entre los ojales.

  3. Crear barras paralelas: Cruza los cordones hacia el lado opuesto, colocándolos planos por delante. Pasa cada cordón por el siguiente ojal disponible, de fuera hacia dentro, formando una barra recta transversal.

  4. Repite el patrón: Continúa el patrón de crear “ventanas” verticales saltándote un ojal dentro del zapato antes de pasar el cordón por el siguiente ojal hacia arriba. Alterna con barras rectas por delante hasta llegar a la parte superior de la zapatilla.

  5. Acabado en la parte superior: sujeta los cordones en los ojales superiores y átalos como de costumbre. El cordón terminado debe presentar una serie de barras paralelas, cada una separada por una “ventana”.

La Técnica del Encaje de Ventana ofrece una solución perfecta para quienes necesitan aliviar los puntos de presión, manteniendo al mismo tiempo una sujeción y estabilidad adecuadas. Su patrón único no es sólo para aparentar; es un enfoque práctico para mejorar la comodidad y el ajuste del pie, lo que lo convierte en una valiosa estrategia de lazada para diversas necesidades de calzado.

5. El bucle del corredor

El lazo del corredor, también conocido como “bloqueo del talón” o “lazada de bloqueo”, es una técnica de lazada venerada por corredores y atletas por su eficacia para evitar el deslizamiento del talón y mejorar el ajuste. Este método es especialmente útil para actividades que requieren cambios bruscos de dirección o ritmo, ya que fija el talón en su sitio, proporcionando un ajuste ceñido que sujeta el tobillo y reduce el riesgo de ampollas. El Lazo del Corredor es ideal para personas que buscan un ajuste seguro y una estabilidad mejorada, especialmente en calzado utilizado para correr, hacer senderismo u otras actividades de alto impacto.

El Lazo del Corredor funciona creando una fricción adicional en la parte superior del sistema de lazada, garantizando que el pie y el talón se sujeten firmemente contra la parte posterior de la zapatilla. Esto se consigue mediante un sencillo ajuste del patrón de lazada en los ojales superiores de la zapatilla, creando bucles que aprietan la zapatilla alrededor del tobillo sin restringir la circulación ni causar molestias.

Pasos para ejecutar el bucle del corredor:

  1. Base de atado estándar: Comienza con las zapatillas atadas siguiendo un patrón estándar o preferido hasta los penúltimos ojales.

  2. Crea bucles: En lugar de cruzar los cordones por los ojales opuestos, pasa cada extremo del cordón por el último ojal del mismo lado, dejando un pequeño bucle a cada lado del zapato.

  3. Cruza y enhebra a través de los bucles: Cruza los cordones hacia el lado opuesto del zapato y, a continuación, pasa cada extremo de los cordones por el bucle creado en el lado opuesto. Este paso es crucial para crear el “candado”.

  4. Tira fuerte: Después de pasar los cordones por los bucles, tira de ellos para tensarlos. Esta acción tensa el lazo alrededor del tobillo, asegurando el talón en su sitio.

  5. Nudo final: Ata los cordones como de costumbre en la parte superior. La tensión creada por el Lazo del Corredor debe mantener el ajuste deseado, proporcionando una mayor sujeción y estabilidad.

El lazo del corredor es una técnica de lazada sencilla pero eficaz que puede marcar una diferencia significativa en el ajuste y la sensación de tu zapatilla de correr, especialmente para quienes practican actividades que exigen mucho a su calzado. Al garantizar un ajuste seguro alrededor del tobillo, este método ayuda a proteger contra las lesiones habituales de pie y tobillo, por lo que es el favorito tanto de los deportistas como de los usuarios ocasionales.

6. El método del cordón diagonal

El método de lazada diagonal destaca como un enfoque único para asegurar el calzado, que ofrece tanto un atractivo estético como ventajas funcionales. Esta técnica de lazada se caracteriza por sus característicos patrones diagonales que no sólo mejoran el aspecto del calzado, sino que también proporcionan un ajuste ceñido que se adapta a la forma del pie. Está especialmente indicado para quienes buscan una combinación de estilo y comodidad, incluidos los que tienen necesidades de ajuste específicas o formas de pie que requieren una solución de cordones más personalizada.

La lazada diagonal distribuye uniformemente la presión por todo el pie, reduciendo los puntos de tensión que suelen causar las lazadas rectas o entrecruzadas tradicionales. Este método puede ofrecer alivio a las zonas propensas a las molestias, por lo que es una opción excelente para largos periodos de uso. Además, el patrón diagonal permite un ajuste más flexible, adaptándose con facilidad a distintos anchos de pie y alturas de empeine.

Pasos para Ejecutar el Método del Encaje Diagonal:

  1. Empieza por la parte inferior: Empieza enhebrando el cordón por los ojales inferiores, creando una base horizontal, pero empieza por fuera y ve hacia dentro.

  2. Forma la diagonal: Coge un extremo del cordón y llévalo en diagonal a través del zapato, pasándolo por el ojal opuesto desde dentro hacia fuera. Deberías tener una única línea diagonal a través del zapato.

  3. Continúa el patrón: Coge el mismo extremo de encaje, salta el siguiente ojal del mismo lado y pásalo en diagonal hasta el lado opuesto, manteniendo el patrón diagonal. Repite este proceso, saltándote siempre un ojal del mismo lado antes de cruzarlo.

  4. Espejo en el otro lado: Repite el cordón diagonal con el otro extremo del cordón, asegurándote de que las diagonales se cruzan siguiendo un patrón coherente.

  5. Ajusta y termina: Cuando hayas llegado a los ojales superiores, ajusta los cordones para mayor comodidad y átalos como de costumbre. El cordón completado debe mostrar un entrecruzamiento de líneas diagonales, proporcionando un ajuste seguro y elegante.

El método de lazada diagonal no es sólo una declaración de moda; es una opción práctica para quienes buscan mejorar el ajuste y la comodidad de su calzado. Al permitir una tensión ajustable y adaptarse a diferentes formas de pie, esta técnica de lazada puede marcar una diferencia significativa en tu experiencia general de uso, combinando funcionalidad con un toque de estilo personal.

Cordones para correr de Loop King Laces: Soporte Elevador para el Tobillo

Incorporar cordones de primera calidad como los de Loop King Laces a tu rutina de atado de calzado, especialmente con el método de cordones diagonales, puede elevar el nivel de sujeción del tobillo que recibes. Estos cordones de alta calidad están diseñados para mantener la tensión uniformemente, evitando cualquier deslizamiento o aflojamiento que pueda comprometer la estabilidad del tobillo. Al elegir los cordones Loop King, te aseguras de que la sujeción alrededor del tobillo se mantenga constante durante toda tu actividad, ofreciéndote tranquilidad y un ajuste seguro que los cordones estándar simplemente no pueden igualar.

Flat Waxed Brown Shoe Laces With Gold Tips
flat waxed grey shoe laces
Dark Grey Luxury Leather Shoelaces with Gold Tips

7. La técnica del encaje cruzado

La técnica de lazada cruzada es un método clásico y muy utilizado, apreciado por su sencillez y eficacia a la hora de proporcionar un ajuste seguro. Este enfoque tradicional se ve favorecido por su capacidad para distribuir uniformemente la presión por todo el pie, lo que lo convierte en una elección acertada para una amplia gama de actividades, desde los paseos informales hasta las actividades físicas más exigentes. Es el método de atado por excelencia que muchos de nosotros aprendemos de niños, pero su utilidad para garantizar un ajuste cómodo y estable del calzado no puede exagerarse.

La técnica de lazada cruzada sigue un sencillo patrón entrecruzado, fácil de ejecutar y de ajustar. Este método de lazada funciona bien con diversos tipos de calzado, ofreciendo un ajuste equilibrado que sujeta el pie sin crear puntos de presión indebidos. El patrón cruzado permite flexibilidad a la hora de apretar o aflojar los cordones, lo que hace posible adaptarse a diferentes formas y tamaños de pie, así como a las preferencias personales de comodidad.

Pasos para Ejecutar la Técnica del Encaje Cruzado:

  1. Empezando por abajo: Empieza enhebrando el cordón horizontalmente a través de los ojales inferiores desde fuera hacia dentro, creando una barra recta en la base del zapato.

  2. Crea el cruce: Coge un extremo del cordón y crúzalo hasta el ojal opuesto, enhebrándolo desde el exterior. Repite esta acción con el otro extremo del cordón, creando un sencillo patrón en X a lo largo de la parte delantera del zapato.

  3. Continúa el patrón: Procede alternando los cordones, cruzándolos en los ojales opuestos. Asegúrate de que cada cruz esté lo suficientemente apretada para proporcionar sujeción, pero no tanto como para causar incomodidad.

  4. Mantén una tensión uniforme: Cuando te ates la zapatilla, vigila la tensión para asegurarte de que el ajuste es ceñido y uniforme desde abajo hacia arriba.

  5. Acabado en la parte superior: Una vez que llegues a los ojales superiores, ajusta los cordones a la tensión que desees y átalos con un lazo o un nudo, según prefieras.

El atractivo universal de la Técnica del Encaje Cruzado reside en su sencillez y eficacia. Al proporcionar una forma fácil de asegurar el pie y distribuir la tensión uniformemente, este método sigue siendo una técnica de lazada fundamental para el uso diario y diversas actividades físicas, garantizando comodidad y sujeción al usuario.

8. El Doble Bucle de Espalda

El Doble Lazo Trasero es una técnica de lazada especializada, diseñada para ofrecer mayor seguridad y ajuste en zonas específicas de la zapatilla, por lo que es ideal para atletas o personas que necesiten sujeción y estabilidad adicionales. Este método es especialmente útil para solucionar el deslizamiento y asegurar un ajuste ceñido alrededor de las zonas problemáticas, como el talón o el mediopié, sin apretar excesivamente todo el zapato. Es una solución inteligente para quienes buscan adaptar el ajuste de su calzado a la forma única de su pie o a sus necesidades de actividad.

La esencia del Lazo Doble Posterior reside en su capacidad de crear tensión localizada doblando el cordón a través de determinados ojales. Esta técnica permite un ajuste preciso de la tensión en secciones específicas del calzado, proporcionando una mayor sujeción donde más se necesita. Es una forma eficaz de evitar el deslizamiento del talón, asegurar mejor el mediopié o acomodar un arco alto, mejorando la comodidad y el rendimiento general del calzado.

Pasos para Ejecutar el Bucle Doble de Espalda:

  1. Empieza con el cordaje básico: Empieza por atarte las zapatillas siguiendo un patrón estándar o preferido, asegurándote de que la base está preparada para la personalización.

  2. Identifica la zona objetivo: Determina la sección del zapato en la que se necesita apoyo adicional. Puede ser cerca del talón, en el mediopié o en otra zona específica.

  3. Crea el Bucle: En la zona objetivo, en lugar de cruzar el cordón hasta el ojal opuesto, vuelve a pasar el cordón por el ojal anterior del mismo lado, creando un pequeño bucle.

  4. Doble Vuelta: Enhebra el extremo del cordón a través del bucle que acabas de crear, tirando para tensarlo. Esta acción repliega el encaje, creando tensión y sujeción localizadas.

  5. Continúa con el cordón: Continúa con tu patrón de lazada, subiendo por el zapato. Si es necesario, puedes crear varios bucles dorsales dobles en distintas zonas para un soporte personalizado.

  6. Termina y Ajusta: Una vez que hayas terminado de atarte los cordones, ajusta la tensión según sea necesario para mayor comodidad y ata tus zapatillas de correr como de costumbre.

La técnica del Doble Lazo Posterior ofrece una forma práctica de mejorar el ajuste y la sujeción de tu calzado, permitiendo ajustes específicos que pueden suponer una diferencia significativa en comodidad y estabilidad. Tanto si eres un atleta que busca mejoras en el rendimiento como si simplemente buscas un mejor ajuste, este método proporciona una solución innovadora a los retos habituales del calzado.

Reflexiones finales: Cordones Premium de Loop King Laces

Al terminar nuestra guía sobre cómo atarse los zapatos para sujetar el tobillo, está claro que la técnica correcta combinada con unos cordones de calidad puede marcar la diferencia. Loop King Laces destaca como proveedor de cordones de primera calidad que complementan a la perfección estas técnicas. Sus cordones no sólo mejoran la funcionalidad de cada método de atado, sino que también añaden un toque de elegancia y estilo a tu calzado. Si buscas prevenir lesiones, mejorar el rendimiento o simplemente mantener tus zapatillas bien atadas, incorporar los Cordones Loop King a tu rutina es un paso en la dirección correcta.

OFF-WHITE “SHOELACES”

Gold Tip Shoelaces

BROWSE LEATHER LACES

Gold Tip Shoelaces

BROWSE ROPE LACES

Gold Tip Shoelaces

BROWSE FLAT WAXED LACES

Gold Tip Shoelaces