Are You a Queen? Check Out LoopQueen.com

¿Cómo hacer un nudo de arrecife? Algunos lo llaman nudo cuadrado, otros nudo Hércules, pero por hoy vamos a quedarnos con el “arrecife”. Es una simple unión simétrica de dos extremos de una cuerda o cordel. Existe desde hace siglos, lo utilizan los marineros, los escaladores e incluso en nuestra vida cotidiana, como atarnos los cordones de los zapatos. Estoy aquí para guiarte no sólo sobre cómo hacer este antiguo nudo, sino para mostrarte ocho formas diferentes de hacerlo que podrían hacer tu vida un poco más fácil, o al menos más interesante.

¿Por qué molestarse en aprender varias formas de hacer el mismo nudo? Pues bien, la belleza del nudo de arrecife reside en su sencillez y versatilidad. Es rápido de atar, fácil de desatar y se mantiene bien bajo tensión, pero sólo si lo haces bien. Hazlo mal y tendrás un nudo de abuelita, que no es ni fuerte ni especialmente útil.

Pero no estamos aquí sólo para hablar de muchos nudos en abstracto. Oh, no. Vamos a sumergirnos en cómo estas variaciones pueden aplicarse al propio calzado de tus pies. ¿Has oído hablar de los cordones Loop King? Son los cordones premium que pueden cambiar tu forma de atarte los zapatos. Pero hablaremos de ello más adelante.

De momento, embarquémonos en nuestro viaje para hacer nudos. Tanto si eres un marinero experimentado, un excursionista entusiasta o simplemente alguien que aprecia las pequeñas cosas de la vida (como un zapato perfectamente atado), aquí hay algo para todos. Así que coge tu cuerda, o tus cordones, y empecemos.

1. El Nudo de Arrecife Clásico

Ah, el Nudo de Arrecife Clásico: es como el pan de cada día del atado de nudos, una habilidad fundamental que trasciende el tiempo y las modas. En el fondo, el nudo de rizo (o nudo cuadrado, como se le conoce cariñosamente en algunos círculos) tiene que ver con la sencillez, la eficacia y la simetría. Este nudo ha sido un compañero de confianza para marineros, exploradores y aventureros de todo el mundo, célebre por su rectitud y fiabilidad a la hora de unir dos extremos de una cuerda o cordel de grosor similar.

El nudo de arrecife se reconoce por su forma plana y cuadrada cuando se ata correctamente. Es un nudo de unión, que suele utilizarse para asegurar objetos entre sí, como las velas de rizo de un barco, de donde le viene el nombre. La belleza del nudo de arrecife reside en su facilidad para atarlo y desatarlo, sobre todo bajo carga. Sin embargo, no es adecuado para unir dos cuerdas de distinto diámetro ni para situaciones en las que esté sometido a distintos niveles de tensión, ya que puede deslizarse en esas circunstancias.

Cómo Hacer el Nudo de Arrecife Clásico:

  1. Sujeta los extremos: Empieza sujetando un extremo de la cuerda con cada mano. Llamémoslos extremo derecho y extremo izquierdo para simplificar.

  2. Cruzado: Cruza el extremo derecho sobre el izquierdo, creando una forma de “X”. Imagina que empiezas el más sencillo de los nudos: el primer paso para atarte los zapatos.

  3. Enrolla por debajo: Coge el extremo derecho (ahora en el lado izquierdo) y envuélvelo bajo el extremo izquierdo, tirando de él hacia arriba a través del bucle que has creado. Ya has hecho un nudo básico.

  4. Cruza de nuevo: Ahora, coge el extremo que ahora está a tu derecha (originalmente el extremo izquierdo) y crúzalo sobre el otro extremo.

  5. Enrolla y tira: Igual que antes, enrolla este extremo por debajo y tira de él a través del bucle. Asegúrate de que ambos extremos están bien tensados.

  6. Aprieta: Tira suavemente de ambos extremos en direcciones opuestas. El nudo debe formar un cuadrado limpio. Si parece retorcido o irregular, puede que hayas hecho un nudo abuelita por error.

Y ahí lo tienes: ¡el Nudo de Arrecife Clásico! Este nudo es un testimonio del dicho de que a veces los métodos más sencillos son los más eficaces. Ya sea para asegurar una tienda de campaña, atar un haz de palos o incluso abrocharte los cordones de los zapatos de una forma nueva y aventurera, el nudo de arrecife te lo pone fácil. Recuerda, lo importante es la simetría y la tensión: hazlas bien y siempre tendrás un nudo fiable y resistente.

2. El nudo de arrecife resbaladizo

El Nudo de Arrecife Deslizante, a veces conocido como la versión “Nudo Deslizante” del arrecife clásico, introduce un giro ingenioso en el nudo de arrecife tradicional, convirtiéndolo en una variación intrigante para quienes adoran un poco de estilo en sus nudos. Este nudo conserva la esencia de la sencillez y eficacia de su predecesor, pero añade un mecanismo de desenganche fácil, que lo hace perfecto para situaciones en las que es necesario deshacerlo rápidamente, como cuando se asegura un amarre temporal para una embarcación o se sujeta un bulto que debe abrirse y cerrarse con frecuencia.

El Nudo de Arrecife Deslizante se caracteriza por su distintivo lazo, que permite soltarlo rápidamente tirando de un extremo. Es un nudo adaptable que combina la fiabilidad del nudo de rizo con la comodidad de un nudo corredizo. Esta mezcla la convierte en la favorita para tareas que requieren tanto seguridad como un desmontaje rápido. A pesar de su funcionalidad añadida, es tan fácil de atar como el nudo de arrecife clásico, con sólo una pequeña modificación en uno de los pasos.

Cómo hacer el nudo corredizo de arrecife:

  1. Empieza con una base de rizo clásica: Empieza como si fueras a hacer un nudo de rizo clásico. Sujeta un extremo de la cuerda con cada mano, cruzando el extremo derecho sobre el izquierdo y enrollándolo por debajo para formar un nudo simple por encima.

  2. Crea el Lazo Deslizante: En lugar de proceder con un segundo medio nudo normal, haz una presilla (un bucle de cuerda) con el extremo que ahora está en tu cuerda derecha.

  3. Termina el nudo: Coge el extremo izquierdo (que ahora debería estar en tu lado derecho después de la primera mitad del nudo), crúzalo por encima del nudo y, a continuación, mételo por debajo y a través de la lazada que has creado en el primer paso, igual que harías para terminar un nudo de rizo clásico.

  4. Tira para apretar: Tira suavemente de la parte erguida de la cuerda mientras sujetas el nudo para apretarlo. El nudo debe parecerse a un nudo de rizo clásico, pero con un bucle sobresaliendo por un lado.

  5. Función de liberación rápida: Para deshacer el nudo, basta con tirar del extremo de la cuerda que forma el lazo. El nudo se deshará fácilmente, de ahí el nombre de “Nudo de Arrecife Resbaladizo”.

El Nudo de Arrecife Deslizante es una opción fantástica para quien busque la practicidad de un nudo de arrecife con la comodidad añadida de un desenganche rápido. Si eres campista, marinero o alguien que aprecia la utilidad de un buen nudo, esta variación puede añadir una capa extra de versatilidad a tu conjunto de habilidades. Recuerda que la clave del éxito de un Nudo de Arrecife Deslizante está en la creación del nudo, asegurando que sea seguro y fácil de desatar cuando llegue el momento.

3. El nudo doble de arrecife

El Nudo de Arrecife Doble, una variante robusta del nudo de arrecife tradicional, aporta una capa adicional de seguridad al clásico de probada eficacia. Este nudo es especialmente adecuado para situaciones en las que un nudo de rizo simple podría no ser suficiente debido al riesgo de que se deslice o se deshaga bajo cargas pesadas o cuando las cuerdas están resbaladizas. El Nudo de Arrecife Doble dobla esencialmente la seguridad, lo que lo convierte en una elección excelente para asegurar fardos pesados, velas en tensión o incluso para aplicaciones en escalada en las que es primordial un nudo seguro y antideslizante.

Este nudo presenta dos nudos de rizo completos atados uno tras otro, creando una unión más fuerte que resiste el deslizamiento mucho mejor que un nudo de rizo simple. Su estructura doblada lo hace ligeramente más voluminoso, pero aumenta significativamente su poder de sujeción. A pesar de su mayor seguridad, el Nudo Doble de Arrecife sigue siendo relativamente fácil de desatar, suponiendo que no se haya sometido a la tensión extrema que puede hacer que cualquier nudo se atasque.

Cómo Hacer el Nudo Doble de Arrecife:

  1. Haz el Primer Nudo de Arrecife: Empieza haciendo un nudo de rizo clásico. Sujeta los extremos de la cuerda o cordón con cada mano, cruza la derecha sobre la izquierda, enróllala por debajo y tira de ella. Luego, coge el extremo que ahora está a la derecha, crúzalo por encima del izquierdo, mételo por debajo y tira de él. Aprieta para completar el primer nudo de rizo.

  2. Comienza el segundo nudo: Sin cortar la tensión ni dejar que se afloje el primer nudo, vuelve a coger los dos extremos, asegurándote de mantener la orientación para evitar crear un nudo de abuelita sin querer.

  3. Haz el segundo nudo de rizo: Repite el proceso de hacer un nudo de rizo clásico directamente encima del primero. Cruza, envuelve, tira y, de nuevo, cruza, envuelve y tira.

  4. Asegura y aprieta: Tira firmemente de ambos extremos para apretar el segundo nudo contra el primero, asegurando un nudo doble compacto y seguro.

El Nudo Doble de Arrecife es tu recurso para cuando necesites esa seguridad adicional de que lo que has atado permanecerá atado, sin importar la presión a la que se enfrente. Aunque puede llevar un poco más de tiempo atarlo en comparación con un nudo de rizo simple, la tranquilidad que ofrece, especialmente en aplicaciones críticas, bien merece el esfuerzo extra. Tanto si estás asegurando un equipo, sujetando una vela o simplemente quieres que los cordones de tus zapatos se mantengan en su sitio durante un día ajetreado, dominar el Nudo Doble de Arrecife podría cambiarte la vida.

Ata tus zapatos con los cordones Loop King’s Cordones Off-White Dunk

Si ya dominas el nudo doble de rizo y buscas una mejora, permíteme presentarte a los Cordones Loop King. No son unos cordones normales. Son más gruesas, más duraderas y están disponibles en una variedad de colores que pueden añadir un toque de elegancia o un toque de diversión a tus zapatos.

Los cordones Loop King están diseñados para complementar la fuerza y la sencillez del nudo de rizo. La calidad superior garantiza que tus zapatos permanezcan atados, cómodos y con estilo durante todo el día.

black off-white shoelaces with gold tips
white off-white shoelaces gold tips
purple off-white shoelaces gold tips

4. El nudo trenzado de arrecife

El Nudo de Arrecife Retorcido añade un giro intrigante, literalmente, al nudo de arrecife fundacional, ofreciendo una variación única con un toque de estilo. Este nudo no es sólo estético, sino que proporciona una diferencia matizada en la forma en que la cuerda o los cordones se colocan y sujetan, lo que lo convierte en un estudio fascinante de la versatilidad del anudado. Aunque mantiene la esencia de la sencillez y eficacia del nudo de arrecife clásico, el Nudo de Arrecife Torcido introduce una tensión en espiral que puede resultar visualmente atractiva y funcionalmente distinta.

Caracterizado por sus bucles retorcidos, el Nudo de Arrecife Retorcido crea un agarre más texturizado y seguro, especialmente útil en situaciones en las que la cuerda o los cordones podrían deslizarse con demasiada facilidad. Este nudo es especialmente práctico con materiales lisos y resbaladizos, donde un nudo de rizo estándar podría no sujetarse con tanta firmeza. La torsión añade fricción y un poco de encanto decorativo, por lo que es uno de los favoritos para manualidades, para atar regalos decorativos e incluso para aplicaciones de moda en las que el propio nudo forma parte de la declaración de estilo.

Cómo hacer el Nudo de Arrecife Torcido:

  1. Empieza con un solo giro: Sujeta los extremos de tu cuerda o cordones. Antes de proceder al paso de cruce tradicional, retuerce un extremo de la cuerda sobre sí mismo una vez, creando una bobina simple.

  2. Forma la primera mitad del nudo: Cruza el extremo retorcido sobre el otro extremo como harías al empezar un nudo de rizo clásico. Procede a enrollar el extremo retorcido por debajo y tira de él a través del bucle que has creado, igual que en el primer paso de un nudo de rizo básico.

  3. Añade otra vuelta: Antes de completar el nudo con el segundo medio nudo estándar, vuelve a retorcer el extremo que vas a enrollar, creando otra vuelta simple. Esto añade el segundo elemento “retorcido” al nudo.

  4. Completa el nudo: Ahora, cruza el extremo recién retorcido y procede a atarlo como harías con la segunda mitad de un nudo de rizo normal. Asegúrate de que ambas torsiones se incorporan correctamente mientras aprietas el nudo.

  5. Ajusta y aprieta: Tira suavemente de ambos extremos para apretar el nudo, asegurándote de que las vueltas permanezcan en su sitio y contribuyan a la seguridad y estética generales del nudo.

El Nudo de Arrecife Retorcido es un testimonio del potencial creativo inherente al mundo del nudo. Demuestra cómo un simple ajuste puede transformar un nudo funcional en algo visualmente intrigante e incluso más práctico para determinados materiales. Tanto si estás aderezando un paquete, añadiendo un toque decorativo a tus manualidades, o simplemente explorando nuevas formas de atarte los zapatos para que te queden más ajustados, el Nudo Trenzado de Arrecife ofrece un giro encantador a un clásico atemporal.

5. El nudo de arrecife invertido

El Nudo de Arrecife Invertido puede parecer una contradicción a primera vista; después de todo, ¿cómo puede invertirse un nudo y mantener su integridad? Sin embargo, esta variación del nudo de rizo clásico sirve a un propósito específico y ofrece un enfoque diferente del atado que puede ser especialmente útil en determinadas situaciones. En esencia, es la imagen especular del nudo de arrecife, atado de una forma que puede parecer contraintuitiva, pero que resulta en una unión segura y eficaz.

Este nudo mantiene la sencillez y eficacia del nudo de rizo clásico, pero se ata en orden inverso. El Nudo de Arrecife Invertido es especialmente útil cuando la dirección de la tensión es opuesta a la que puede manejar mejor un nudo de arrecife estándar. Es una opción excelente para situaciones en las que se tira de cuerdas o cordones en una dirección concreta que podría hacer que un nudo de rizo atado tradicionalmente se aflojara o se deslizara. Esta técnica de inversión garantiza que el nudo permanezca apretado y seguro, lo que la convierte en una valiosa adición a tu repertorio de anudado.

Cómo Hacer el Nudo de Arrecife Invertido:

  1. Empieza por el lado opuesto: Sujeta un extremo de la cuerda o cordón en cada mano. Contrariamente al inicio clásico, cruza el extremo izquierdo sobre el derecho, creando un cruce inicial que es la imagen especular del primer paso habitual.

  2. Enrolla y tira: Coge el extremo que ahora está a tu derecha (originalmente el extremo izquierdo) y envuélvelo por debajo del otro extremo, tirando de él hacia arriba a través del bucle que has creado. Esto refleja la primera mitad del nudo de arrecife clásico.

  3. Cruza al revés: Ahora, coge el extremo que está a tu izquierda (originalmente el extremo derecho) y crúzalo sobre el extremo derecho. Este paso continúa el patrón inverso.

  4. Completa el nudo: Enrolla el extremo izquierdo por debajo y tira de él a través del bucle, igual que harías en el paso final de un nudo de rizo estándar, pero a la inversa.

  5. Aprieta bien: Tira firmemente de ambos extremos para apretar el nudo. El Nudo de Arrecife Invertido acabado debe tener un aspecto idéntico al de un nudo de arrecife clásico, pero conseguido mediante pasos invertidos.

El enfoque único del Nudo de Arrecife Invertido ofrece una nueva perspectiva de una técnica tradicional, destacando la importancia de la dirección y la tensión en el atado de nudos. Tanto si estás asegurando una carga que tira en una dirección inusual como si simplemente estás explorando distintas formas de abrocharte los cordones para mayor comodidad y estilo, este nudo demuestra que, a veces, ir a la inversa es exactamente la forma correcta de avanzar.

6. El nudo triple de arrecife

El Nudo Triple de Arrecife lleva el concepto de redoblar la seguridad al siguiente nivel. Partiendo de la base del nudo de arrecife clásico y su variante doble, este nudo introduce una tercera capa, lo que lo convierte en una opción aún más fuerte y segura para atar. Es especialmente útil en situaciones en las que se requiere la máxima seguridad, como asegurar cargas pesadas o en aplicaciones en las que el nudo estará sometido a presiones constantes y variables que podrían hacer que fallaran nudos de menor calidad.

Este nudo triplica con eficacia la seguridad que ofrece el nudo de rizo clásico, añadiendo volumen y complejidad, pero garantizando que la atadura tenga muchas menos probabilidades de deslizarse o deshacerse bajo tensión. A pesar de su mayor seguridad, el Nudo Triple de Arrecife sigue siendo relativamente sencillo de atar y desatar, siempre que no se haya apretado demasiado o sometido a cargas extremas que podrían hacer que cualquier nudo se atascara.

Cómo Hacer el Nudo Triple de Arrecife:

  1. Haz el Primer Nudo de Arrecife: Empieza haciendo un nudo de rizo clásico. Cruza el extremo derecho sobre el izquierdo, envuélvelo por debajo y tira de él. Luego, cruza de nuevo el extremo que ahora está a la derecha sobre el izquierdo, mételo por debajo y tira de él para completar el primer nudo de rizo.

  2. Añade el segundo nudo: Inmediatamente después del primer nudo, sin cortar la tensión, procede a hacer un segundo nudo de rizo encima del primero. Asegúrate de seguir los mismos pasos al pie de la letra para mantener la coherencia y evitar enredos.

  3. Completa con el Tercer Nudo: Sin aflojar los nudos existentes, haz un tercer nudo de rizo encima del segundo. Esta capa final refuerza la seguridad e integridad del nudo global.

  4. Asegura y aprieta: Tira con cuidado de todos los extremos para apretar el nudo triple, asegurándote de que cada capa quede bien ajustada contra la anterior. El Nudo Triple de Arrecife completado debe ser compacto, con cada parte perfectamente alineada para lograr la máxima seguridad.

El Nudo Triple de Arrecife es un ejemplo de cómo las técnicas tradicionales pueden adaptarse y ampliarse para satisfacer mayores exigencias de resistencia y fiabilidad. Aunque puede ser excesivo para las tareas cotidianas, en situaciones en las que el fallo no es una opción, este nudo proporciona un grado extra de seguridad. Su aplicación es un testimonio del ingenio inherente al arte de hacer nudos, y muestra las infinitas posibilidades de combinar elementos básicos para lograr una mayor funcionalidad.

Cordones en espiral de Loop King Laces: Cordones de Calidad Superior

Una vez que le hayas cogido el truco al nudo triple de rizo, ¿por qué no lo combinas con los cordones Loop King para disfrutar de la mejor experiencia de atado de calzado? Estos cordones no sólo tienen que ver con el aspecto, sino con el rendimiento.

La combinación de los cordones Loop King y el nudo de triple rizo significa que tus zapatillas pueden soportar cualquier cosa, desde una caminata a paso ligero hasta un sprint improvisado, sin deshacerse. Además, la calidad superior de los cordones garantiza que durarán tanto como tus aventuras.

7. El Nudo Plano de Arrecife

El Nudo de Arrecife Plano es una variante del nudo de arrecife tradicional, diseñado para quedar plano contra las superficies, lo que lo convierte en una opción ideal para aplicaciones en las que se desea un perfil bajo. Este nudo combina la sencillez y fiabilidad del nudo de arrecife clásico con una ligera modificación en la técnica de atado para que el nudo acabado sea lo más discreto posible. Es especialmente útil para atar ropa y cordones de zapatos, donde los nudos voluminosos pueden resultar incómodos o antiestéticos, y en embalajes, donde un nudo plano puede crear una presentación más atractiva y segura.

La clave del atractivo del Nudo Plano de Arrecife reside en su capacidad para distribuir la tensión uniformemente por todo el nudo, lo que le permite asentarse a ras del material atado. Este perfil plano minimiza los enganches, reduce el volumen y puede resultar más cómodo contra la piel cuando se utiliza en prendas de vestir o cordones de zapatos. A pesar de su aspecto aerodinámico, el Nudo de Arrecife Plano conserva la resistencia y seguridad por las que es conocido el nudo de arrecife, lo que lo convierte en una opción práctica para una amplia gama de aplicaciones.

Cómo Hacer el Nudo Plano de Arrecife:

  1. Empieza con la Cruz Básica: Sujeta los extremos de tu cuerda o cordones. Cruza el extremo derecho sobre el izquierdo, luego envuélvelo por debajo y tira de él hacia arriba a través del bucle, igual que empezarías un nudo de rizo clásico.

  2. Ajusta la planitud: Antes de apretar la primera parte del nudo, aplana las secciones cruzadas contra la superficie o entre los dedos, asegurándote de que la cuerda o los cordones quedan bien colocados uno encima del otro, sin retorcerse.

  3. Completa el nudo: Cruza el extremo que tienes ahora a la derecha sobre la cuerda de la izquierda, mételo por debajo y tira de él para terminar el nudo. Mientras aprietas el nudo, presta mucha atención a mantener la orientación plana de ambas partes de la cuerda o los cordones.

  4. Aprieta y ajusta: Tira suavemente de ambos extremos para apretar el nudo manteniéndolo plano. Ajústalo según sea necesario para asegurarte de que el nudo quede uniforme y bien ajustado, sin torceduras ni protuberancias.

El Nudo Plano de Arrecife es un testimonio de la versatilidad del anudado, pues ofrece una mezcla de atractivo estético y sentido práctico. Su capacidad para combinar resistencia con un acabado de perfil bajo lo convierte en la opción preferida en numerosas situaciones en las que tanto la funcionalidad como la apariencia son importantes. Tanto si quieres asegurar un paquete con un nudo plano y limpio como si simplemente prefieres que los cordones queden al ras de los zapatos para mayor comodidad y estilo, dominar el Nudo Plano de Arrecife puede añadir un toque refinado a tus habilidades para hacer nudos.

8. El nudo decorativo de arrecife

El Nudo de Arrecife Decorativo eleva el nudo de arrecife tradicional al reino del atractivo visual, transformando una atadura utilitaria en una declaración estética. Este nudo no sólo sirve para unir cosas, sino también para hacerlo con estilo y elegancia. Es perfecto para situaciones en las que el aspecto del nudo es tan importante como su funcionalidad, ya sea en manualidades, envoltorio de regalos o incluso en moda, donde puede añadir un toque único a prendas y accesorios.

Descripción:

Lo que distingue al Nudo de Arrecife Decorativo es su énfasis en la simetría y el equilibrio, que lo hacen agradable a la vista al tiempo que conserva la sencillez y fiabilidad del nudo de arrecife clásico. Esta variante suele implicar el uso de materiales con diferentes colores o texturas para aumentar el impacto visual. El Nudo de Arrecife Decorativo es especialmente popular en proyectos de macramé, decoración de temática náutica y en cualquier lugar donde se desee un toque de elegancia junto a la practicidad.

Cómo Hacer el Nudo de Arrecife Decorativo:

  1. Elige los materiales: Para conseguir un efecto realmente decorativo, selecciona dos cuerdas o cordeles de colores o texturas contrastados. Este contraste resaltará la estructura y la belleza del nudo.

  2. Haz el nudo básico: Empieza haciendo un nudo de rizo clásico. Cruza el extremo derecho sobre el izquierdo, luego por debajo, y súbelo por el lazo. Asegúrate de que los materiales queden planos y bien colocados unos contra otros para realzar el efecto decorativo.

  3. Realza la Simetría: Cuando completes el nudo realizando la segunda mitad (cruzando de nuevo el extremo derecho sobre el izquierdo, metiéndolo por debajo y tirando de él), presta mucha atención a cómo se alinean y ajustan los materiales para mantener un aspecto simétrico y equilibrado.

  4. Ajusta y aprieta: Aprieta suavemente el nudo manteniendo los materiales planos y el dibujo visible. El objetivo es crear un nudo apretado y seguro que también sirva como punto focal.

  5. Acabado con estilo: Una vez tensados, los extremos de las cuerdas o cordones pueden disponerse o recortarse de forma que complementen el diseño general, lo que aumenta el atractivo decorativo del nudo.

El Nudo de Arrecife Decorativo es un bello recordatorio de cómo la funcionalidad y la estética pueden unirse en el arte de hacer nudos. Muestra la capacidad de convertir una tarea sencilla en una oportunidad para la creatividad y la expresión, lo que la convierte en la favorita de aficionados, artesanos y cualquiera que busque añadir un toque de belleza a sus tareas prácticas.

El final: Cordones Premium de Loop King Laces

Al terminar nuestra aventura de hacer nudos, no olvidemos el papel de un buen par de cordones. Los cordones Loop King son la personificación de lo que deben ser unos cordones de primera calidad. No sólo son duraderas y resistentes, perfectas para asegurar tus zapatos con cualquier versión del nudo de arrecife; también son una pieza llamativa. Tanto si prefieres la discreta elegancia de sus cordones de cuero de lujo como el vibrante pop de sus variedades de algodón encerado, hay un Cordón Loop King para cada zapato y cada estilo.

Así que, la próxima vez que te ates los zapatos, recuerda que el nudo y los cordones adecuados pueden mejorar la calidad y el aspecto de tus zapatos y convertirlos en algo un poco más especial. No se trata sólo de mantener los zapatos en los pies; se trata de expresarte, de cuidar tus pertenencias y quizá incluso de conservar un poco de historia en los nudos que haces.

OFF-WHITE “SHOELACES”

Gold Tip Shoelaces

BROWSE LEATHER LACES

Gold Tip Shoelaces

BROWSE ROPE LACES

Gold Tip Shoelaces

BROWSE FLAT WAXED LACES

Gold Tip Shoelaces