Are You a Queen? Check Out LoopQueen.com

En el ámbito del calzado, donde el estilo se une a la comodidad, el humilde acto de apretar los cordones puede cambiar las reglas del juego. Tanto si eres un corredor que persigue el viento, un excursionista que explora senderos escarpados o alguien que simplemente quiere que sus zapatillas se ajusten bien y con comodidad a lo largo de un día ajetreado, dominar el arte de los cordones puede mejorar significativamente tu experiencia. No se trata sólo de mantener los zapatos puestos; se trata de elevar tu juego de calzado al siguiente nivel.

Ahora, puede que pienses: “Sólo es un cordón. ¿Qué tiene de complicado?” Bueno, amigo mío, te sorprenderías. La forma en que te atas y aprietas los zapatos puede afectar no sólo al ajuste y la comodidad, sino también al apoyo que te proporcionan. Además, no olvidemos el atractivo estético. Unas zapatillas deportivas bien atadas pueden atraer todas las miradas y hacer una declaración de intenciones por sí solas.

Imagina que estás a punto de salir a correr. Tienes la lista de reproducción preparada, el conjunto a punto, pero los zapatos te quedan un poco flojos. Los aprietas, pero algo no va bien. El ajuste es desigual, y antes de que te des cuenta, estarás parando a mitad de carrera para ajustártelo. Frustrante, ¿verdad? O imagínate en un evento, agachándote constantemente para volver a atarte los cordones que se aflojan. No es exactamente el aspecto de la sofisticación.

Ahí es donde entra en juego la magia de las técnicas de encaje. Con el método adecuado, puedes asegurarte un ajuste no sólo seguro, sino también adaptado a la forma única de tu pie y a las exigencias específicas de tu actividad. Y no olvidemos el poder de los cordones de calidad, como los que ofrece Loop King Laces, que pueden transformar hasta el más sencillo de los zapatos en una pieza declarada.

En esta guía, exploraremos ocho métodos populares para apretar los cordones de tus zapatos, asegurando un ajuste perfecto para cualquier ocasión. Desde el clásico entrecruzado hasta métodos más intrincados diseñados para necesidades específicas, te tenemos cubierto. Y para aquellos de vosotros que queráis elevar aún más vuestro juego de calzado, compartiremos algunas ideas sobre cómo los Cordones Loop King pueden añadir ese toque premium a tu calzado. Así que, vamos a sumergirnos y desentrañar los secretos de un zapato perfectamente atado.

1. El método clásico cruzado

El Método Clásico Criss-Cross es la técnica de atado de calzado más universalmente reconocida y utilizada, célebre por su sencillez, eficacia y adaptabilidad. Este método no sólo asegura el pie dentro del zapato, garantizando un ajuste cómodo para diversas actividades, sino que también ofrece una simetría estéticamente agradable que complementa casi cualquier diseño de zapato. Tanto si te atas un par de zapatillas informales para salir un día como si te ajustas las botas para una excursión dura, el Método Clásico Criss-Cross proporciona una base fiable para tus aventuras con el calzado.

En esencia, el método clásico de lazada cruzada consiste en cruzar los cordones unos sobre otros en forma de X desde los ojales inferiores hasta la parte superior de la zapatilla. Esta técnica distribuye uniformemente la presión por la parte superior del pie, lo que la hace ideal para largos periodos de uso. El equilibrio entre estrechez y comodidad que ofrece lo convierte en una elección obligada para el calzado diario, desde el deportivo al formal.

Pasos para atarse los cordones de los zapatos con el método clásico cruzado:

  1. Empieza uniformemente: Empieza enhebrando el cordón por los dos ojales inferiores, asegurándote de que los dos extremos queden uniformes.

  2. Cruce: Coge el cordón derecho y crúzalo hacia el lado izquierdo, pasándolo por el siguiente ojal disponible de abajo hacia arriba. Repite este paso con el cordón izquierdo, cruzándolo hacia el lado derecho y pasándolo por el ojal correspondiente.

  3. Continúa con el patrón: Sigue alternando los cordones de forma entrecruzada, asegurándote de que cada cruce esté lo suficientemente apretado como para asegurar el zapato, pero no tanto como para crear incomodidad.

  4. Ajústalo para mayor comodidad: A medida que te acerques a la cima, ajusta la tensión de los cordones de abajo a arriba para garantizar un ajuste ceñido que no constriña el movimiento ni cause puntos de presión.

  5. Atado: Una vez que hayas llegado a los ojales superiores, ata los cordones con el nudo que prefieras. Se recomienda hacer un doble nudo en las actividades que impliquen mucho movimiento, para evitar que los cordones se desaten.

El Método Clásico Criss-Cross es algo más que una forma de atarse los cordones; es un testimonio de la belleza de la simplicidad en el diseño y la funcionalidad. Tanto si sales a dar un paseo informal como si te preparas para un reto físico, esta técnica de lazada ofrece una mezcla de comodidad, seguridad y estilo atemporal.

2. El Lazo del Corredor: Un ajuste seguro para estilos de vida activos

El Lazo del Corredor, a menudo aclamado como el secreto mejor guardado de los corredores, es una técnica de lazada diseñada específicamente para satisfacer las necesidades únicas de corredores y atletas. Este método es célebre por su capacidad de proporcionar estabilidad adicional y un ajuste ceñido, reduciendo la probabilidad de que el talón resbale durante las carreras. Cambia las reglas del juego en las carreras de larga distancia o de velocidad, en las que cada pizca de apoyo y comodidad cuenta. El Lazo del Corredor garantiza que tu pie permanezca firmemente en su sitio, lo que permite una transferencia eficaz de la energía y minimiza el riesgo de ampollas causadas por la fricción.

La esencia del Lazo del Corredor reside en crear lazos adicionales u “orejas de conejo” en la parte superior de la zapatilla, utilizando los ojales de los cordones más cercanos al tobillo. Estos bucles actúan como un sistema de poleas, permitiendo un ajuste más ceñido alrededor del tobillo y el talón sin restringir el flujo sanguíneo ni el movimiento. Esta técnica no sólo es beneficiosa para los corredores, sino también para cualquier persona que busque una mayor sujeción del calzado durante las actividades físicas.

Pasos para encajar utilizando el Lazo del Corredor:

  1. Empieza por lo básico: Comienza a atarte las zapatillas con el Método Clásico Cruzado hasta los penúltimos ojales de ambos lados.

  2. Crea los bucles: En lugar de cruzar los cordones hacia los ojales opuestos, introduce cada extremo del cordón en el último ojal del mismo lado, creando un bucle. No tires de toda la longitud del cordón; sólo lo suficiente para formar un pequeño bucle fuera de cada ojal.

  3. Cruza y pasa el cordón: Coge cada extremo del encaje y pásalo por el bucle del lado opuesto. Este paso es crucial, ya que crea el mecanismo de tensión que define el Lazo del Corredor.

  4. Asegura el ajuste: Tensa los extremos de los cordones. Notarás que las presillas acercan el zapato al tobillo y al talón, proporcionando un ajuste seguro.

  5. Nudo final: Átate los zapatos como de costumbre. Para mayor seguridad durante las carreras, es aconsejable un nudo doble.

El Lazo del Corredor es un testimonio del ingenio oculto en la simplicidad de los cordones de las zapatillas. Al ofrecer un agarre mejorado y un ajuste personalizado, esta técnica permite a los corredores superar sus límites con confianza, sabiendo que su calzado no les defraudará. Tanto si te enfrentas a un maratón como a un footing matutino, incorporar el Lazo del Corredor a tu rutina de lazada puede marcar la diferencia en tu rendimiento y comodidad.

3. El bloqueo del talón: Evitar el deslizamiento del talón para un mejor apoyo

El bloqueo del talón, también conocido como “bloqueo del cordón” o “atadura del corredor”, es una técnica de atado venerada tanto por los atletas como por los usuarios ocasionales por su capacidad para evitar el deslizamiento del talón, mejorando así el ajuste y la estabilidad generales de la zapatilla. Este método es especialmente beneficioso para actividades que requieren paradas y arranques repentinos o cambios de dirección, como correr, hacer senderismo o jugar al baloncesto. Al asegurar el talón en su sitio, el Bloqueo del Talón minimiza el riesgo de ampollas y mejora la comodidad, permitiendo un rendimiento más concentrado y agradable.

En esencia, el Bloqueo del Talón utiliza los ojales adicionales que se encuentran en la parte superior de la mayoría de las zapatillas de atletismo, creando un anclaje firme alrededor del tobillo y el talón. Esta técnica aprieta el ajuste alrededor del tobillo sin ejercer una presión indebida sobre la parte superior del pie, proporcionando una sensación de seguridad que impide que el pie se deslice hacia delante en el zapato.

Pasos para atarse los zapatos utilizando el bloqueo del talón:

  1. Base de atado estándar: Empieza por atarte las zapatillas utilizando cualquier método estándar, como el Criss-Cross clásico, hasta el penúltimo ojal.

  2. Crea el cierre: En lugar de cruzar los cordones hacia el lado opuesto, pasa cada cordón por el último ojal del mismo lado, formando un bucle. Este paso es similar al del Lazo del Corredor, pero se centra en los ojales superiores.

  3. Cruza y enhebra a través de los bucles: Coge el extremo derecho del cordón del zapato y pásalo por el bucle del lado izquierdo. Haz lo mismo con el extremo izquierdo del cordón, pasándolo por el bucle del lado derecho. Esto crea un mecanismo de tensión que puede ajustarse para mayor comodidad y sujeción.

  4. Tira y sujeta: Aprieta los cordones tirando de los extremos. Al tirar, los bucles se cerrarán, fijando el talón en su sitio. Ajusta la tensión para garantizar un ajuste ceñido sin restringir la circulación.

  5. Átalo: Termina atándote los zapatos con un nudo fuerte o un lazo. Para mayor seguridad, se recomienda un nudo doble, sobre todo para actividades vigorosas.

El bloqueo del talón es algo más que una técnica de lazada; es un enfoque estratégico del calzado que prioriza la comodidad y el rendimiento. Tanto si eres un ávido corredor, un excursionista de fin de semana o alguien que simplemente aprecia un calzado bien ajustado, dominar el Bloqueo del Talón puede transformar tu experiencia, permitiéndote moverte con confianza y estabilidad.

Eleva tu juego de cordones con Loop King’s Cordones Yeezy 380 Rojo Pimienta

Cuando domines el Bloqueo del Talón, ya estarás en camino de garantizar que tu calzado te proporcione el mejor apoyo y ajuste. Pero, ¿por qué detenerse ahí? Al incorporar los cordones Loop King a tu técnica de lazada, puedes llevar tu juego de calzado a un nivel completamente nuevo. Estos cordones de primera calidad no sólo ofrecen una resistencia y durabilidad superiores, garantizando que tus zapatillas queden bien ajustadas, sino que también están disponibles en una gran variedad de colores y estilos para combinar con cualquier calzado o personalidad. Tanto si te lanzas a los senderos como si te pavoneas por las calles de la ciudad, los cordones Loop King añaden ese toque extra de clase y fiabilidad, haciendo que cada paso sea una declaración de intenciones.

4. Cordón de escalera para máxima sujeción y ajuste

La lazada en escalera, con su aspecto distintivo y su diseño funcional, es una técnica de lazada que destaca por su resistencia y sujeción, lo que la convierte en una de las favoritas del personal militar, los excursionistas y cualquiera que necesite una mayor estabilidad del pie y durabilidad del calzado. Este método, caracterizado por su estructura en forma de escalera, maximiza la distribución de la presión a lo largo del pie, proporcionando un ajuste ceñido que resulta especialmente beneficioso en entornos en los que es necesario minimizar el movimiento del pie dentro del zapato.

La técnica de lazada en escalera crea una serie de barras horizontales conectadas por secciones de lazada verticales que discurren por el interior de la zapatilla. Esto no sólo ofrece una sujeción superior del pie, sino que también mejora la integridad estructural del calzado. El método de lazada es especialmente eficaz para botas y calzado de caña alta, en los que asegurar la alineación del pie y el tobillo es crucial para la comodidad y la prevención de lesiones durante actividades rigurosas.

Pasos para encajar utilizando el encaje de escalera:

  1. Empieza por abajo: Empieza pasando el cordón recto por los ojales inferiores y subiendo por el siguiente juego de ojales desde abajo. Esto forma la base de tu escalera.

  2. Construye la escalera: En lugar de cruzar los cordones, pasa cada extremo verticalmente por el interior de la zapatilla y sácalo por el siguiente ojal más alto. En esta fase deberías tener dos líneas verticales paralelas.

  3. Crea los peldaños: Coge el cordón de un lado y crúzalo hacia el lado opuesto, enhebrándolo bajo la sección vertical que ya está ahí. Repite este paso con el encaje del otro lado, creando tu primer “peldaño” de la escalera.

  4. Continúa el patrón: Sigue alternando los cordones verticalmente en el interior y cruzándolos para crear nuevos peldaños hasta que llegues a la parte superior del zapato.

  5. Asegura la parte superior: Una vez que llegues a los ojales superiores, puedes terminar con un nudo o lazo tradicional. Para mayor seguridad, sobre todo en actividades físicas exigentes, es aconsejable un nudo doble.

Los cordones en escalera no sólo proporcionan una sujeción y estabilidad del pie inigualables, sino que también dan a tu calzado un aspecto único y visualmente atractivo. Tanto si te embarcas en una desafiante aventura al aire libre como si buscas una forma de asegurarte de que tu calzado puede seguir el ritmo de tu exigente estilo de vida, la técnica de lazada en escalera ofrece forma y funcionalidad.

5. El Nudo de Cirujano: Seguridad extra para terrenos difíciles

El Nudo de Cirujano es una técnica de lazada que ofrece una solución ingeniosa para asegurar el calzado firmemente en su sitio, especialmente en situaciones en las que la precisión y un ajuste firme no son negociables. Llamado así por su parecido con el nudo utilizado en las suturas quirúrgicas por su fiabilidad y poder de sujeción, este método es una bendición para excursionistas, corredores y entusiastas de las actividades al aire libre que se enfrentan a terrenos accidentados y exigen que su calzado permanezca ajustado y seguro, minimizando el riesgo de resbalones o ampollas.

Esta técnica se centra en crear una fricción adicional en puntos clave del recorrido de los cordones, impidiendo eficazmente que se aflojen cuando te mueves. El Nudo de Cirujano es especialmente útil para zapatos que tienen tendencia a aflojarse con el tiempo o para actividades en las que el movimiento del pie dentro del zapato debe reducirse al mínimo por seguridad y comodidad.

Pasos para atarse los zapatos con el nudo de cirujano:

  1. Atarse los cordones como de costumbre: Empieza atándote los cordones con el método que prefieras hasta el punto en que necesites que el zapato quede más ajustado, normalmente en el punto en que el pie se dobla.

  2. Crea el Primer Nudo de Cirujano: Coge ambos cordones y crúzalos como harías al hacer un nudo estándar, pero en lugar de proceder a hacer un lazo, enrolla los cordones uno alrededor del otro dos veces. Esta doble envoltura crea la fricción adicional necesaria para mantener el encaje en su sitio.

  3. Aprieta el nudo: Tira con fuerza de ambos extremos de los cordones después de la doble vuelta. La fricción adicional de las vueltas ayudará a mantener seguro el nudo y evitará que se afloje.

  4. Asegúralo con un nudo estándar: Continúa atándote el resto del zapato. Puedes colocar otro Nudo de Cirujano más arriba si es necesario para mayor seguridad.

  5. Remate: Cuando llegues arriba, átate los cordones con un lazo o nudo fuerte. Para las actividades que implican mucho movimiento, un nudo doble puede garantizar que tus cordones no se desaten.

El Nudo de Cirujano no consiste sólo en mantener atados tus zapatos; se trata de garantizar un ajuste personalizado y seguro que se adapte a las necesidades de tus pies y tus actividades. Tanto si atraviesas senderos escarpados como si navegas por la jungla urbana, esta técnica de lazada te ofrece la tranquilidad de saber que tus zapatillas permanecerán firmemente en tus pies, permitiéndote concentrarte en el camino que tienes por delante.

6. Lazada posterior para una distribución uniforme de la presión

Los cordones Loop Back, a veces denominados “cordones Backtrack”, ofrecen un enfoque único de los cordones de las zapatillas, centrándose en una mayor personalización del ajuste y en la distribución de la presión. Esta técnica es especialmente beneficiosa para las personas con afecciones específicas del pie o que necesitan un ajuste más personalizado para acomodar zonas del pie sensibles a la presión. Al permitir ajustar la tensión en varios puntos de la zapatilla, los cordones Loop Back garantizan un ajuste cómodo y ceñido sin oprimir excesivamente ninguna parte del pie.

La característica clave del cordaje Loop Back es la forma en que se enrolla sobre sí mismo en determinados puntos, creando zonas de tensión ajustables. Este método es ideal para las personas que experimentan molestias con los métodos de lazada tradicionales, ya que permite aflojar o apretar de forma localizada. Por ejemplo, si la parte superior de tu pie es alta y a menudo te sientes constreñido por los cordones, el sistema Loop Back Lacing puede aliviarte distribuyendo la presión de forma más uniforme.

Pasos para hacer el lazo con el lazo trasero:

  1. Empieza normalmente: Empieza por atarte los cordones de los zapatos utilizando un método estándar entrecruzado hasta el punto en que sea necesario un ajuste.

  2. Crea el bucle de vuelta: En lugar de cruzar los cordones hacia los ojales opuestos, haz un bucle de vuelta con cada cordón en el ojal anterior del mismo lado, creando un pequeño bucle en la parte exterior del zapato.

  3. Continúa hacia arriba: Después del bucle hacia atrás, continúa haciendo el lazo cruzando los cordones hacia el lado opuesto, enhebrándolos a través de los bucles que acabas de crear. Este paso es el que permite ajustar la tensión.

  4. Continúa enlazando: Repite el bucle hacia atrás y el patrón entrecruzado según sea necesario, en función del ajuste y la comodidad que requiera tu pie.

  5. Termina con un nudo seguro: Cuando llegues arriba, ata los cordones con un lazo seguro o un nudo básico. Para mayor seguridad, considera la posibilidad de hacer un nudo doble para que los cordones permanezcan atados durante la actividad.

El lazado trasero es algo más que una técnica de lazada; es una solución para quienes buscan un ajuste del calzado más cómodo y personalizado. Tanto si tienes problemas específicos de salud en los pies como si sólo quieres un zapato mejor ajustado, este método ofrece la flexibilidad y comodidad necesarias para caminar, correr o estar de pie con facilidad.

Cordones Supreme de Loop King Laces : Un toque de elegancia

Integrar los cordones Loop King con tu técnica de cordones Loop Back puede mejorar significativamente tanto la funcionalidad como la estética de tus zapatillas. Estos cordones de primera calidad están diseñados para quienes exigen más a su calzado, ofreciendo una durabilidad sin igual y un aspecto pulido que destaca. Tanto si te enfrentas a la rutina diaria como si te embarcas en una aventura, los cordones Loop King garantizan un ajuste perfecto de tus zapatillas, tanto en términos de estilo como de rendimiento. Adopta la mezcla de elegancia y practicidad, y deja que tus zapatos hagan algo más que caminar: lo dirán todo.

7. El método de entrelazado de ventanas para arcos altos

El entrelazado de ventanas, también conocido como “entrelazado de cajas”, es una técnica tan funcional como visualmente atractiva, que ofrece tanto encanto estético como ventajas prácticas. Lo prefieren especialmente las personas que necesitan aliviar la presión en determinadas zonas del pie, lo que lo convierte en una elección acertada para quienes tienen arcos altos o problemas específicos de ajuste. Al crear “ventanas” o “cajas” a lo largo del recorrido del cordón, este método permite aflojar o apretar de forma localizada, garantizando la comodidad sin comprometer la sujeción.

El sello distintivo del sistema de lazada con ventana reside en su capacidad para crear secciones espaciadas uniformemente a lo largo de la zapatilla, proporcionando alivio o apoyo específicos donde sea necesario. Esta técnica es beneficiosa para controlar los puntos de presión, mejorar la circulación y aumentar la comodidad general del pie. Es especialmente útil para zapatos que se usan durante periodos prolongados, como para trabajar, caminar o durante eventos en los que la comodidad del pie es primordial.

Pasos para encajar utilizando el encaje de ventana:

  1. Colocación inicial: Comienza enhebrando el cordón recto a través de los ojales inferiores y hacia arriba en el siguiente conjunto desde abajo, creando una línea de base horizontal.

  2. Forma la primera ventana: Sáltate un ojal en ambos lados, luego cruza los cordones hacia el lado opuesto, entrando por el siguiente ojal disponible desde arriba. Esto crea tu primera “ventana”.

  3. Construye hacia arriba: Continúa el patrón subiendo en línea recta por el interior hasta el siguiente ojal (saltándote de nuevo un ojal) antes de cruzar para formar la siguiente ventana. Repite este proceso hasta formar todas las ventanas.

  4. Ajústalo para mayor comodidad: A medida que te encajes, ajusta la tensión en cada sección de la ventana para acomodar las zonas del pie que necesiten más espacio o un apoyo más firme.

  5. Asegura la parte superior: Cuando llegues al último juego de ojales, ata los cordones con el nudo que prefieras. Para quienes necesitan un ajuste ceñido durante todo el día, un nudo doble puede proporcionar seguridad adicional.

Los cordones con ventana no sólo ofrecen un aspecto distintivo, sino que también cumplen la promesa de mejorar la comodidad y la personalización del pie. Tanto si te enfrentas a las exigencias del uso diario como si buscas alivio para afecciones específicas del pie, esta técnica de lazada proporciona una solución eficaz, combinando estilo y practicidad para una experiencia de uso óptima.

8. El Método Zig-Zag para Ajustes Fáciles

El Método Zig-Zag es una técnica de lazada dinámica y versátil que destaca por su patrón distintivo y su capacidad de ofrecer un ajuste cómodo y ceñido para una gran variedad de tipos de calzado y actividades. Ideal tanto para calzado deportivo como informal, este método no sólo añade un elemento de estilo a tus zapatos, sino que también proporciona un ajuste fiable que puede adaptarse fácilmente a las necesidades de tus pies a lo largo del día.

Lo que diferencia al Método Zig-Zag es su enfoque directo para asegurar el pie distribuyendo la tensión uniformemente por la parte superior. Este método es especialmente beneficioso para quienes necesitan un ajuste equilibrado que no concentre la presión en una sola zona, lo que lo convierte en una opción cómoda para largos periodos de uso. El patrón en zig-zag creado por los cordones no sólo garantiza un ajuste seguro, sino que también añade una estética juguetona a la zapatilla, permitiendo la personalización y el estilo en tu calzado.

Pasos para encajar utilizando el método Zig-Zag:

  1. Empieza por la parte inferior: Comienza enhebrando el cordón horizontalmente a través de los ojales inferiores y hacia arriba por los agujeros, asegurándote de que los extremos del cordón queden uniformes.

  2. Crea el Zig-Zag: Cruza los cordones hacia el lado opuesto, pasándolos por el siguiente juego de ojales desde abajo. Esto forma el primer “zig” del patrón.

  3. Continúa el patrón: Sigue cruzando los cordones hacia el lado opuesto y enhebrándolos a través de los siguientes ojales hacia arriba, creando un patrón consistente en zig-zag a medida que avanzas hacia la parte superior del zapato.

  4. Ajusta la tensión: Mientras te encajes, tira periódicamente de los cordones para ajustar la tensión en la parte superior del pie. Esto garantiza un ajuste cómodo, ni demasiado apretado ni demasiado holgado.

  5. Asegura el acabado: Una vez que llegues a los ojales superiores, ata los cordones en un nudo o lazo seguro. Para una mayor estabilidad durante las actividades, considera la posibilidad de utilizar un nudo doble para evitar que los cordones se desaten.

El Método Zig-Zag es algo más que una forma de atarse los cordones; es una expresión de estilo y un medio para conseguir el ajuste perfecto. Tanto si vas al gimnasio, como si exploras la ciudad o simplemente disfrutas de un día de paseo informal, esta técnica de lazada ofrece tanto la forma como la función necesarias para salir con confianza y comodidad.

Eleva tu juego de zapatos con los cordones Loop King

Al terminar esta guía sobre cómo apretar los cordones de tus zapatos, no olvidemos el papel que desempeñan los cordones de primera calidad en este ritual diario. Los cordones Loop King no son unos cordones cualquiera; son una declaración de calidad, estilo e individualidad. Con su resistencia superior, gama de texturas y colores vibrantes, pueden transformar cualquier par de zapatos en una experiencia de calzado de primera. Si buscas mejorar el ajuste, la comodidad o simplemente hacer una declaración de moda, incorporar Loop King Laces a tu rutina es un paso hacia la redefinición de tu forma de ver y llevar el calzado.

En el mundo del calzado, son los pequeños detalles los que marcan la mayor diferencia. Un enfoque metódico a la hora de apretar los cordones de tus zapatos, unido a la calidad de Loop King Laces, puede elevar el simple acto de calzarse a una forma de arte. Así que, átate los cordones, sal y deja que tus zapatos cuenten una historia tan única como tú.

OFF-WHITE “SHOELACES”

Gold Tip Shoelaces

BROWSE LEATHER LACES

Gold Tip Shoelaces

BROWSE ROPE LACES

Gold Tip Shoelaces

BROWSE FLAT WAXED LACES

Gold Tip Shoelaces